FOLLOW

  • Instagram Social Icon

CONTACT

ADDRESS

cal ralet, casserres, barcelona

©2017 BY MBYBIKE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM

Día 9: Zarzma Monastery, un hito en la Ruta de la Seda

September 14, 2017

 

Habíamos llegado a Zarmza Monastery, queríamos dormir en lo alto del collado pero la idea de poder ser albergados en un monasterio por sus monjes, nos cautivó e hizo que la etapa fuese un poco más apretada de lo habitual. 

 

 

Llegamos a Zarzma con la incógnita de no saber qué nos encontraríamos ahí. La imaginación volaba y nos imaginábamos en un valle remoto, boscoso, donde un monasterio asomaba por encima del espesor, donde la niebla que invadía el valle explotaba con los rayos de sol. Imaginábamos un lugar anclado en medio de la Ruta de la Seda donde las antiguas caravanas paraban para descansar después de cruzar las grandes estepas armenas. Cuando llegamos a Zarmza, todo eso se hizo realidad. 

 

 

Había sigo un largo y duro día de pedaleo con 2000 metros de desnivel por pistas muy duras, altura, polvo, aislamiento. Llegamos a lo alto del paso rodeados de prados alpinos y sin árboles, queríamos vivaquear por ahí pero algo en el fondo del valle nos decía, "venid... aquí os esperamos.." 

 

Llegamos al monasterio que sobresalía del bosque, la puerta del recinto estaba cerrada, leímos un cartel que anunciaba que nos encontrábamos en un antiguo caravanserai de la ruta de la seda. Abrimos la puerta y entramos. Unos preciosos jardines daban paso a unas fuentes que brotaban agua sin parar. Era la antesala del monasterio. Dentro vimos que había alguien, nos acercamos y la puerta se abrió, de ahí salió el padre Serapió, un monje con una larga barba, alto, robusto... Nos presentamos y dijimos que estábamos haciendo la ruta de la seda, eso pareció abrirnos las puertas y automáticamente nos dijo que pasáramos. 

 

 

En la sala habían muchos monjes, eran ortodoxos. Había una enorme mesa repleta de comida... habíamos acumulado tanto hambre, que me sentí capaz de acabar yo sólo con tremendo festín. Ensaladas, arroces dulces, vino, panes de todo tipo, quesos, carnes con verduras, frutas, dulces... nos dimos un auténtico banquete.

 

Llegó la hora de dormir y nos dijeron que Maria debía ir a dormir a una casa anexa donde vivía una família. Aceptamos con un poco de fastidio puesto que habíamos imaginado una noche juntos en el monasterio, pero no hubo más remedio que aceptar. 

 

Al día siguiente nos enseñaron todo el monasterio, lo iluminaron para que fuese más bonito, nos dejaron solos dentro, nos bajaron a las mazmorras donde diooos!! había las calaveras de los monjes que habían habitado el monasterio desde hacía 5 siglos... 

 

Todo tenía un aire místico, todo era tan bonito, el valle, los bosques... nos enseñaron los trabajos que hacían para vender, unos escudos esculpidos en madera del tamaño de una moneda. Luego vimos su perro, oso le llamaban, no sin razón ya que el can era una enorme bola de pelo que de encontrar en medio de un bosque, más de uno contaría haber visto un palmípedo.

 

Llegaba la hora de partir, nuestro viaje debía continuar, Armenia estaba cada vez más cerca ...

 

 

ver siguiente post: Zarzma Monastery - Vardzia

Please reload

Recent Posts

September 7, 2019

August 26, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload