Día 8: Dandalo - Zarzma Monastery, un largo camino con una gran recompensa

September 13, 2017

Nos despertamos pronto, como siempre empezamos la rutina matinal, la música, podcast de rne3, el desayuno, café con leche, con la leche muy caliente por favor, galletas, y unos croisants de chocolate que ayer compramos. Luego la tienda, las alforjas, desprenderse de los malos pensamientos que dicen ... túmbate un ratito más, y nos ponemos en marcha. 

 

 

Maria está aún peor, lejos de sentir alguna señal de mejora, su estado es cada vez más débil, sus ánimos más bajos y su moral también. Yo estoy bien aunque verla a ella así que hace sufrir y ando pendiente todo el rato de su cara, sus gestos, 10 años juntos me sirven para diagnosticar cómo está solo con mirarla. 

 

Al pedaleo otra vez, hoy nos espera un etapón de unos 80 km con uns +2000 metros positivos de desnivel... solo de pensarlo ya sufro, podrá Maria con semejante palizón? 

 

Los primeros kms siguen en la tónica de cuando lo dejamos ayer, asfalto sin más, subida que cada vez se vuelve más fuerte, rampas cada vez más duras, calor que aumenta, ... paramos en unas mesas junto la carretera que unas mujeres han improvisado para los viajantes que deciden parar a comer alguna de sus exquisitas manzanas, nos regalan unas pocas y me las como en un plis, Maria sigue sin apetito. 

 

Luego a pocos kms de Khulo, paramos en una tienda a pie de carretera, hablamos con la tendera que nos ofrece ir a su casa a tomar algo, declinamos la invitación aunque nos sentamos en un banco al lado comiendo unas galletas y bebiendo fanta y cocacola. Una mujer muy viejecita se acerca, está esperando que pase un coche que la lleve a Khulo. Se queda mirando a Maria con ojos que delatan su complicidad. Las mujeres del mundo solo necesitan una mirada para entenderse, están hechas de lo mismo. La mirada de ternura de la mujer se completa con algo de desaprobación por las mallas cortas que dejan un generoso espacio para la piel dorada por el sol... Maria rie y la acaricia, la mujer se deja querer. 

 

Luego seguimos hacia Khulo donde comeremos. El pueblo algo decepcionante, cuatro casas y mucho comercio. Paramos junto la parada de taxis, compramos unas salchichas de frankfurt congeladas que freímos con salsa de tomate, mientras nuestro hornillo arde a todo trapo, un camión de butano rellena bombonas lanzando grandes cantidades de gas hacia el aire impregnado de su olor.. padecemos por si la nube alcanza nuestro fuego y saltamos todos en pedazos, pero entendemos que el destino no será tan cruel y seguimos cociendo nuestro extraño manjar. 

 

 

Luego emprendemos la marcha, nos quedan unos 1200 metros de desnivel y unos 40 kms... esperemos que la carretera esta en buen estado... así es durante 200 metros, luego se convierte en pista forestal. Las rampas son de extrema dureza, el calor, el peso de nuestra bicicleta parece multiplicarse por mil, la cabeza dice no pero le pedimos que diga si, no hay más que seguir. Maria está muy débil, veo como está sufriendo y no sé que hacer, el lugar es malísimo para acampar, no hay agua, hay demasiado polvo... perdemos el ánimo y seguimos pedaleando como si de un castigo se tratase. Los kilómetros no pasan, sabemos que nos queda una eternidad hasta la cima, la pista polvorienta, llena de baches, tenemos que empujar la bicicleta y eso hunda aún más nuestra ya tocada moral... 

 

De repente oímos un ruido, se acerca un coche o tractor o parecido, aparece ante nosotros un todo terreno histórico, apedazado por todos lados, con un conductor no menos histórico y apedazado, le hacemos señales que queremos que no lleve y como veo que titubea, me pongo delante privándole el paso, a grandes males grandes soluciones. El conductor entiende que tendrá que llevarnos, el problema es cómo!!?? en la parte de atrás a duras penas caben dos personas, y nosotros somos dos personas, dos bicis, 6 alforjas... pero como si del nivel 10 del tetris se tratase, conseguimos encajar todo, incluido nuestros culos sobre los pasaruedas traseros. Parece un milagro que un coche así pueda circular por una pista así... Se dirigen hacia un pueblo que nos dice que está a 4 kms de la cima. El trayecto se hace largo, muy largo, no dejo de pensar que hubiera pasado si no hubiera aparecido ese 4x4... pero viajar es saber tener suerte, y eso solo se consigue sabiendo tener paciencia, sabiendo dejar que las cosas pasen hasta que sabes que tienes que actuar, el instinto del viajero...

 

 

Llegamos arriba y cuando ya empezamos a montar las alfojas para afrontar los ultimos 4 km y otros tantos metros de desnivel, aparece un camión que se dirige justo al otro lado del puerto... Milagro!! Nos subimos y en la cima bajamos puesto que ahora nos espera lo mejor, una bajada de unos 20 km que debemos disfrutar. Los ánimos recuperados, las fuerzas también, las sonrisas, falta ver si Maria también mejora esta noche. 

 

Después de la bajada, con bastante piedra suelta y baches, llegamos a Zarmza, donde buscaremos el monasterio para intentar dormir ahí. Vamos tan llenos de polvo que decidimos, lo primero, desnudarnos y darnos un baño en el río. Es tarde ya, hace frío, el agua del río baja helada pero sabemos que debemos asearnos.

 

Luego nos espera un par de km con rampas de hasta el 15% hasta el monasterio, regalito final.

 

Hemos llegado, sabemos que el monasterio está habitado por unos monjes ortodoxos, sabemos que fue un enclave de a ruta de la seda, un hospedaje, conservarán los monjes todavía el espíritu de hospitalidad??

 

 

DATOS PRÁCTICOS

 

Ver ficha técnica de la ruta aquí.  

 

Terreno:

Asfalto hasta Khulo, después pista forestal muy polvorienta, bacheada, y con mucha pendiente. 

Agua y comida: 

Encontraremos mini markets a lo largo de todo el recorrido. Únicamente prever agua y alimentos entre Khulo y Zarzma puesto que es una zona con algún pueblecito pero podría ser que no encontrásemos nada.

Donde dormir:

Desconozco si en Khulo hay donde dormir, entiendo que si porqué es un pueblo con servicios. 

Nosotros seguimos hasta el monasterio, ver crónica siguiente. 

 

Destacados:

Khulo por su bullicio a pesar de ser un pueblo pequeño.

El puerto de montaña entre Khula y Zarzma con vistas panorámicas en la parte superior.

 

ver siguiente post: Zarzma Monastery

 

 

Please reload

Recent Posts

September 7, 2019

August 26, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

 

FOLLOW

  • Instagram Social Icon

CONTACT

ADDRESS

cal ralet, casserres, barcelona

©2017 BY MBYBIKE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM