FOLLOW

  • Instagram Social Icon

CONTACT

ADDRESS

cal ralet, casserres, barcelona

©2017 BY MBYBIKE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM

Día 4: Tsana-Ushguli, en el corazón del Caucas

September 8, 2017

Hoy nos espera una dura etapa, corta pero intensa. Los 20 km que nos separan de Ushguli a través del paso de Zagar, no parecen una fácil tarea. 

 

 

 

Empezamos el día con mucho frío, el sol todavía no ha salido y nos abrigamos en exceso, pasado un km estamos sacándonos ropa. La etapa de hoy parece que no va a darnos tregua, sube sube y sube, y luego baja baja y baja... pocos kms eso sí.

 

Vamos subiendo siempre con el monte Tsana a nuestra derecha, con la nieve recién caída durante el día anterior, hoy el día es espléndido. Si nos dieran a escoger un día en el Caucas, sería éste, cielo super claro y azul, después de un día anterior donde haya nevado... la combinación que tenemos ante nuestros ojos, nos deja boquiabiertos, no nos acostumbramos a unas vistas tan tan preciosas. La pista no es fácil, el fuerte pendiente, en algunos tramos de hasta el 15% junto con el peso que llevamos en las alforjas, unos 25 Kg, añadidos a los ya 15 de la bicicleta, hacen de la subida un pequeño via crucis eso sí, aliñado con unas vistas de infarto. Durante kms parece que el tema, lejos de mejorar empeora, ahora el calor aprieta, nosotros también apretamos pero los dientes, sudamos, disfrutamos del sufrimiento sabedores que nos espera uno de los platos fuertes de nuestro viaje, Ushguli con el Skhara de fondo... no puedo quitarme esa imagen de la cabeza.

 

 

 

Entre soplidos, descansos y algún que otro quejido, coronamos el puerto de Zagar, y como en la mayoría de puertos, eso significa vista nueva, y en este caso se trata de un valle precioso, verde verde, que parece sacado de un episodio de Heidi. 

 

Decidimos parar en lo alto y nos encontramos con otros cicloturistas, polacos, nos invitan a comer un queso frito improvisado que nos sienta muy bien y luego decidimos no demorar más la bajada, tenemos ganas de llegar a Ushguli, encontrar un lugar para descansar, comer, relajarnos, disfrutar del paisaje...

 

Así que emprendemos la marcha de bajada, rápida, por un precioso valle, me dejo llevar por la gravedad, todo es perfecto, el lugar, el día, el paisaje... pero de repente, oigo un ruido muy fuerte que viene de la rueda posterior de mi Surly y esta queda frenada de inmediato... Me temo lo peor aunque de momento de he podido valorar qué ha pasado. Para junto a un pastor que no parece inmutarse demasiado por lo acontecido, me mira como diciendo "cosas raras solo pueden acabar de manera extraña...", sin más. 

 

Primer parte: la alforja trasera se ha enredado con la rueda, por suerte no hay ningún radio afectado, mi surly ha sobrevivido a un duro ataque pero lo alforja... llevamos dos días de ruta y se me acaba de partir todo el plástico que sujeta las orejas que fijan la alforja en el manillar... parece irreparable... como puedo ser tan imbécil!! debí asegurarme que la cinta que queda suelta estaba bien atada, se enredó con la rueda y buje y acabo literalmente arrancando todo el panel que sujeta la alforja al porta bultos. Calma me dije, llevamos herramientas suficientes para hacer algún apaño. En el peor de los casos puedo ir solo con una... Finalmente hago un apaño con nudos técnicos usando la misa tira de la alforja que se ha arrancado, el sistema parece a prueba de bombas, pero le esperan 30 días de traqueteo, aguantará??

 

Seguimos hasta Ushguli donde llegamos poco después. El pueblo queda a mano derecha y esconde un valle que emerge dirección el glaciar del monte Shkhara, precioso. 

 

 

 

Decidimos pasar la tarde paseando por las callejuelas del pueblo, vemos los primeros turistas, de hecho Ushguli debe ser, en temporada alta, lo deducimos por la amplia oferta de guest houses. Cuando el sol se pone, nos subimos a la montaña que hay detrás de la iglesia La Maria, las vistas son sublimes, mañana hemos decidido que haremos el trekking que sube hasta el glaciar, qué ganas que llegue ya!!

 

DATOS PRÁCTICOS

 

Ver ficha técnica de la ruta aquí.  

 

Terreno:

Saliendo de Tsana en seguida la pista nos enseña los dientes, fuertes pendientes, piedras, ciclabilidad complicada durante algunos km. Últimos kms de subida más fáciles. La bajada super disfrutona por pista buena.

 

Agua y comida: 

Hay que aprovisionarse en Tsana de comida, agua podemos encontrar durante el trayecto, las fuentes tienen altísimo contenido en hierro y el sabor es muy fuerte. 

 

Donde dormir:

En Ushguli tenemos una amplia oferta de Guest Houses, nosotros escogimos Guest House Edelweiss, muy correcto, cocina sencilla pero buena, habitaciones limpias y correctas.

Si nuestra intención es plantar la tienda, lo podemos hacer cogiendo el valle que se dirige hacia el monte Shkhara, de hecho esta opción, si no estamos muy ansiosos de ducha caliente, sería la más recomendable ya que las vistas son sublimes.

 

Destacados:

Toda la etapa transcurre por un terreno aéreo, con unas vistas sublimes, montes nevados, prados verdes, valles infinitos... precioso!

 

ver siguiente post: Ushguli - Mestia, vamos a menos...

 

Please reload

Recent Posts

September 7, 2019

August 26, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload