Día 2: Lenteghi - Tsana, cuando conocimos el Caucas.

September 6, 2017

Hemos dormido mucho, los nervios de anoche se fueron transformando en nuestras mentes en imágenes de lo que creíamos eran las montañas, y con ese dulce pensar nos adentramos en el sueño.

 

La ruta de hoy transcurre por plenos Caucas, estamos deseosos de encontrar las montañas con nieves perpetuas, con el verde, con los cielos azules. Empezamos por asfalto, al poco rato se transforma en una pista en buen estado que poco a poco va subiendo, aparecen los primeros pueblos, rodeados de pastos para el ganado, en una tienda a pie de carretera pedimos si podemos tomar un te, parece que no es la especialidad, pero no hay ningún problema, cuatro gritos y aparece un adolescente adormecido que manda a su madre un te para dos, dicho y hecho, si no hay de lo que se pide hay que tener cintura. 

 

 

 

Nos las apañamos para entendernos con el tendedero que parece asombrado ante nuestra pequeña hazaña, nos pregunta si vamos hacia Usghuli, y aunque sabemos que dependerá de las ganas, fuerzas y otros factores, le respondemos que sí puesto que no disponemos de los recursos idiomáticos para explicarle lo que pensamos. 

 

Luego en marcha otra vez, carretera, barro, subimos, bajamos, qué placer... empezamos a padecer el que yo denomino "síntoma de desconnexión de lo de ahí abajo", y es que siempre llega un momento, al cabo de unos pocos o muchos kms, que la mente desconntecta de lo de abajo para dejarse querer por el lugar que transitas. 

 

 Paramos a pedir agua a unas niñas que hay jugando detrás de una zanga, ríen tímidamente al vernos sobre dos bicicletas tan cargadas. 

 

Paramos a comer, en la misma carretera, después de unos cuantos kms, encontramos dos mini tiendas, una delante de la otra, con ambas propietarias en la calle mirando como diciendo ... " ei tú forastero, es aquí donde debes venir y no delante! ..." decisión embarazosa, nos sabe mal decir que no a una de las dos pero nos decidimos por la que tiene un anexo con bancos sobre la tierra, gallinas merodeando y una tienda con puertas abiertas donde parece que más o menos podremos saciar el hambre que hemos despertado durante los primeros kms. 

 

Después de comer, y sin dar demasiado tregua puesto que sabemos que lo duro está por venir, nos ponemos en movimiento otra vez. 

 

Los kms siguientes se nos hacen pesados, la vegetación cada vez es más densa e invade la pista, se cierran las vistas, aparecen los charcos que vamos esquivando, entramos en modo automático y nos dejamos llevar por el tiempo. De repente algo rompe la monotonía, y no poco algo... aparece entre la maleza, un pico nevado, a lo lejos, parece una pintura más que una realidad, es el monte Tsana, espectacular, majestuoso...

 

 

poco a poco nos acercamos al pueblo de Tsana, cuando llegamos, cansados y con frío, la temperatura ha caído en picado, nos recibe una preciosa cabaña con cartel de fast food :) donde compramos unos tentempiés para reponernos. Acto seguido aparece una niña y nos dice que la sigamos, nos hace el gesto de dormir... 

 

 

Llegamos a su casa donde nos recibe su madre, nos propone que plantemos la tienda en su jardín pero el terreno está lleno de pequeños montículos que harían imposible dormir. Nos fijamos en un balcón de madera de la casa vecina, aparece una mujer sola que nos invita a poner la tienda, buen lugar, han dado tormentas fuertes para la noche y habrá que ponerse a cubierto....

 

 

DATOS PRÁCTICOS

 

Ver ficha técnica de la ruta aquí.  

 

Terreno:

Básicamente pista forestal en buen estado. Ciclabilidad 100%. 

Agua y comida: 

Encontraremos mini markets en Chvelieri, Mele (dos)

agua durante todo el trayecto, en principio sin necesidad de potabilizar puesto que es de filtro mineral.

Donde dormir:

Si nuestro destino es Tsana hay un par de Guest Houses aunque nosotros optamos por pedir plantar tienda en casas y ningún problema. También existe una bonita hermita elevada sobre el pueblo con terreno plano delante ideal para la acampada. 

Destacados:

Bonita ruta que transcurre por lugar super tranquilo. Destacar las vistas del monte Tsana así como el pueblo mismo, que sin ser nada especial, tiene cierto encanto. 

Atención a los cambios repentinos de tiempo, a nosotros nos cayó una tormenta monumental estando ya en la tienda.

 

ver siguiente post: un día en Tsana...

 

Please reload

Recent Posts

September 7, 2019

August 26, 2019

Please reload

Archive

Please reload

Tags

Please reload

 

FOLLOW

  • Instagram Social Icon

CONTACT

ADDRESS

cal ralet, casserres, barcelona

©2017 BY MBYBIKE. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM